En el año de 1975 inicia sus actividades el Laboratorio de Suelos bajo la dirección del Ing. Ignacio Benavent con la colaboración eficaz del Tec. José Huaman. Esta iniciativa nace como respuesta a las necesidades de información que se requería para mejorar la productividad, a través de una mejor fertilización, de los cultivos instalados en los valles agrícolas de la costa central sur del Perú.

Durante los primeros años de funcionamiento el laboratorio conto con la ayuda tanto en equipos como en capacitación, del Instituto Nacional de Investigación y Promoción Agropecuaria (INIPA) y de la Estación Experimental Agrícola del valle de Cañete.

En la década del 80, gracias a las investigaciones del Ing. Jorge Boladeras, el laboratorio de Valle Grande introduce en el Perú mejoras en los programas de fertilización de los principales cultivos de su ámbito de influencia, al utilizar como base los análisis de suelos debidamente calibrados.

A partir del año 1985 se amplía la oferta de servicios del laboratorio, llegando a analizar (además de suelos), muestras de agua, tejidos vegetales y enmiendas orgánicas. Esto es posible gracias a la generosa colaboración de la Cooperación Internacional, quienes facilitan los medios necesarios para la adquisición de mejores equipos.

Con el crecimiento del sector agrícola, que se inicia en la década del 90 y continua hasta nuestros días, el Laboratorio de Valle Grande ha tenido que adecuarse a las nuevas exigencias de las empresas agrícolas, por ello en el año 2011, gracias al apoyo de la Fundación Albihar y a la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo y a la Cooperación Belga para el Desarrollo se cuenta hoy en día con equipos de última tecnología y mejores instalaciones, cuya distribución de ambientes asegura la calidad de nuestros resultados, convirtiendo a nuestro laboratorio en un laboratorio de referencia para el país. A partir del citado año, nuestro laboratorio cambia de nombre a Laboratorio de Química Agrícola.

Actualmente el Laboratorio de Química Agrícola de Valle Grande se encuentra en proceso de acreditación de la norma ISO/IEC 17025.

agric6.jpg

Con el apoyo de:

  • logo udep
  • logo campomar
  • logo fundacion marsano
  • logo las garzas